NEW YORK (AP) —Puede que no haya sido su mejor momento, pero sin duda la presentación de Miley Cyrus fue lo más memorable de los MTV Video Music Awards de este año.
La provocadora cantante fue el centro de conversación de toda la red durante la noche del domingo. Cyrus consiguió eclipsar la presentación del nuevo sencillo de Lady Gaga, el cierre de Katy Perry, e incluso el "artístico" set planeado por Kanye West. La cantante de 20 años incluso atrajo más atención que la sorpresa de la noche: la presentación de Justin Timberlake con sus  ex-compañeros de 'N Sync.
Cyrus se contoneo, se desvistió y se balanceó por todo el escenario. ¡Ah claro! casi lo olvidamos, en medio de todo esto también cantó. 
Miley tuvo como apoyo a Robin Thicke. Después de interpretar su éxito "We Can't Stop", cantó el primer verso de "Blurred Lines" de Thicke y bailó muy cerca al cantante usando un pequeño bikini. Fue algo así como la versión 2.0 del video de "Blurred Lines", transmitida por primera vez desde el Barclays Center en Brooklyn en Nueva York. 
Twitter registró en la mañana del lunes unas 4.5 millones de menciones a Miley en la red social, por encima de Timberlake quien recibió 2.9 millones de menciones en total. La presentación de Cyrus y Thicke generó un pico de 306,100 tweets por minuto. 
A pesar de ser quienes más llamaron la atención durante los premios y estar nominados a 4 astronautas, ambos artistas se fueron con las manos vacías la noche del domingo. Timberlake en cambio, se llevó tres premios incluyendo Video del Año y Mejor Video Masculino por "Mirrors". Días antes de los VMAs se rumoraba una posible reunión de 'N Sync que finalmente sería confirmada con la presentación de Timberlake y sus ex-compañeros de banda durante el evento de premiación. 
Mientras Timberlake interpretaba un 'popurrí' de sus éxitos, JC Chasez, Lance Bass, Joey Fatone y Chris Kirkpatrick aparecieron en el escenario vestidos de traje para cantar algunas líneas de sus éxitos con 'N Sync: "Girlfriend y "Bye, Bye, Bye". Selena Gómez, Taylor Swift, Lady Gaga -y seguramente el resto del auditorio- estuvieron a punto de desmayarse como groupies al ver a la boy band bailar igual que hace diez años. Incluso raperos como Wiz Khalifa y Juicy J admitieron en la alfombra roja estar emocionados de ver a N Sync sobre el escenario.