Miley Cyrus se siente demasiado avergonzada cada vez que se busca en Google y ve los chistes que hacen de ella luego de su presentación en los MTV Video Music Awards.

La cantante se empieza a preocupar pues cree que ha llevado su imagen de adolecente loca, muy lejos, tras su presentación en los MTV Video Music Awards - donde se le vio haciendo "Twerk" con Robin Thicke en un bikini de latex color piel mientras le provocaba a él con un dedo de esponja.

Cyrus confesó a la revista Rolling Stone: "Creo que por el momento es importante que yo misma no me busque en Google. Por donde sea encontraré burlas como 'Miley cree que es una chica de color y no lo es pues no tiene una figura estética como tal'. Y yo pienso, '¡Yo sé, apenas peso menos de 120 lbs!' Ahora a donde vaya las personas esperan que saque mi lengua y haga Twerk en todas partes. ¡Probablemente jamás vuelva a hacer esa #@**# otra vez!"