Una campaña promocional para el lanzamiento del remake de Carrie -el clásico de terror del '76-, consiguió asustar de por vida a estos clientes en un coffee shop - y por supuesto, toda la broma fue grabada-.

El video que está arriba explica cómo fue planeada la pesada broma: Un hombre derrama su café sobre una chica y su computador. A pesar de que le pide disculpas, la chica se molesta bastante, levanta su mano y lanza al desconocido contra una pared. Después algo asustada por lo que acaba de pasar utiliza poderes telequinéticos como los de Carrie para mover las mesas de la cafetería mientras las personas en el lugar gritan y empiezan a alejarse de ella. Al final lanza un grito como el personaje del film y...bueno, mira lo que sucede arriba. 

¿Cuál habría sido tu reacción?