La trágica muerte de Cory Monteith forzó al creador de la serie a pensar en un final diferente para el musical. “El último año del show, que será el próximo, gira en torno a la historia de Rachel (Lea Michele) y Finn (Cory Monteith)”. Sabía cuál sería la última toma, él aparecía y ya tenía la última frase, así que cuando una tragedia como ésta ocurre tienes que hacer una pausa y descubrir lo que quieres hacer. En eso estamos ahora”, dijo Ryan Murphy.

También admitió que tenía una buena idea de cómo el terminará el show. “En una semana voy a decirle al estudio y al canal cómo, luego del penoso fallecimiento de Cory Monteith”, podemos terminar de forma satisfactoria el show, e incluso de una manera que sea en su honor, lo que me encanta”.

La semana pasada, Glee honró la memoria de Monteith en un emocional episodio titulado ‘The Quarterback’, que rindió tributo al legado del actor y que a la vez, despidió a Finn Hudson, uno de los personajes más entrañables y dulces de la televisión.