Casi cuatro meses han pasado desde que la actriz de Glee perdiera a su novio y compañero de reparto Cory Monteith. Ahora, admitiendo que sigue luchando, Lea Michele ha decido contar cómo fueron sus días tras el fatídico 13 de julio.

 En una entrevista para la revista Elle, la actriz revela que una de las primeras personas que llamó fue a su compañera Kate Hudson. "La llamé y le dije, 'no sé a dónde ir, mi casa está rodeada- de prensa-' y como si nada me contestó, 'Oh, tú te vienes a mi casa'. Nunca seré capaz de agradecer, realmente, todo lo que ha hecho por mí".

Ambas se conocieron el año pasado cuando Hudson se unió al elenco de Glee y desde entonces les une una gran amistad. Lea cuenta que no solo la acogió a ella, si no que abrió las puertas de su casa a familiares y amigos que iban a acompañar a la actriz en tan duros momentos. "Dejó a toda mi familia quedarse ahí, y a cualquier amigo. Se encargaba que siempre hubiera en la nevera los zumos que me gustan".

Un duro golpe que mantiene a la actriz luchando día tras día para superarlo. "Es muy difícil, hay que ser muy fuerte pasa salir de esto con vida, pero al hacer lo mejor para mí, al demostrar que no tengo que abandonarme, tal vez alguien encuentre un poco de fuerza y consuelo". Admite que intenta demostrar una actitud positiva y que espera servir de apoyo a personas que pasen por una situación similar.