Los productores de la película 'Cincuenta sombras de Grey', la adaptación cinematográfica de la exitosa novela erótica de E.L. James, harán una versión de la película dirigida a adultos, que se proyectará en cines con licencias especiales, y otra versión más suave para un público más amplio.

El productor Dana Brunetti admite que los fans de la trilogía que narra el romance entre el multimillonario Christian Grey [Jamie Dornan] y Anastasia Steele [Dakota Johnson], le han pedido a través de la red social Twitter que la película sea "sucia".

"Lo que estamos escuchando por parte de los fans es que quieren que sea 'sucia', quieren que se parezca lo máximo posible al libro", comentó el productor al portal Collider.com.

Brunetti admite que no van a hacer una película porno, pero quieren agradar a los seguidores de la novela.

"Siempre he pensado que sería genial si sacamos una versión en la que menores de 18 años puedan acudir acompañados por un adulto y otra no apta para menores de edad. Todo el mundo podrá ir a la primera y si realmente quieren verla de nuevo y de una forma más atrevida tendrán la otra versión también. Esta es mi idea, creo que los seguidores y los estudios Universal Pictures se beneficiarán de la doble entrega. No queremos que se vea como porno, queremos mantener una calidad elevada, pero también queremos darle a los fans lo que quieren", añadió Brunetti.