2014 está siendo un año en el que las grandes divas del pop están compitiendo por conquistar a la mayor cantidad posible de público para acaparar el mercado discográfico. En esta lucha encontramos a Katy Perry y a Kylie Minogue anunciando sus nuevos sencillos con los que siguen presentando sus respectivos álbumes. Será ya el tercer single de Kylie Minogue que podamos disfrutar tras Into the blue y Sexercize. Ahora le ha llegado el turno a I was gonna cancel, tema con el que la australiana buscará aumentar las ventas de Kiss me once según ha confirmado a Rolling Stone. Para ello ha recurrido a la producción de Pharrell Williams, otro de los nombres del momento. Por su parte, la californiana ha recurrido a una imagen nostálgica para presentar su nuevo single Birthday es el nombre de esta canción que tendrá como portada una foto de una Katy Perry de niña soplando las velas en una celebración familiar. La canción está más en la onda de Roar y Unconditionally que de Dark horse y su mezcla hip-pop junto a Juicy J. Esperamos que Prism siga sumando discos vendidos con la promoción de este tema producido por Dr. Luke y Max Martin.