A pesar de tener una gran familia canina a su cuidado, la cantante Miley Cyrus ha decidido aumentar su clan de mascotas con un nuevo integrante que, de paso, le ha permitido diversificar un poco su camada, pasando del perro al cerdo como animal de compañía. 

La artista ha dado la bienvenida a su vida a la cerdita Bubba Sue, una nueva adquisición de la que no ha dudado en hacer partícipes a sus seguidores de Instagram, donde ha quedado patente la gran alegría que le proporciona su nueva y rosada compañera de andanzas. 

"El nuevo miembro de la familia, Bubba Sue", reza el mensaje con el que Miley ha acompañado la primera imagen junto a su mascota. Pero como ávida usuaria de las redes sociales, la artista no ha querido quedarse ahí, publicando varias fotografías más en las que aparece besando a su cerdita mientras viaja con ella y con uno de sus perros en avión. 

De hecho, el amor que Miley siente por Bubba es tal que no ha podido resistirse a pintar de rojo sus pezuñas, a juego con las piedras de colores que ella misma lucía en su chaqueta. El instinto maternal y la delicadeza que Miley muestra con sus mascotas sorprende si lo comparamos con su irreverente actitud en otros ámbitos de su vida, cuya última demostración tuvo lugar la semana pasada tras una de sus actuaciones en Nueva York cuando, por 900 dólares, permitió a uno de sus fans que se hiciese una fotografía con ella tocándole los pechos.