Michael Schumacher ya no se encuentra en coma y ha dejado el área de cuidados intensivos en el hospital de Grenoble, casi seis meses después del accidente en esquí que puso su vida en peligro, según ha confirmado su manager. 

En nombre de la familia de Schumacher, quienes se han mantenido al margen del escrutinio público, Sabine Kehm agradeció los buenos deseos de los fanáticos y aseguró que estos habían ayudado en la recuperación del siete veces campeón de la Fórmula Uno.  

En su declaración Kehm dijo: "Michael ha dejado la Unidad de Cuidados Intensivos de Grenoble para continuar con su larga fase de rehabilitación. Ya no se encuentra en estado de coma.

"Su familia desea agradecer expresamente a todos sus médicos tratantes, enfermeras y terapeutas en Grenoble, así como a los socorristas en el lugar del accidente, quienes hicieron un excelente trabajo en esos primeros meses.

"La familia también quiere agradecer a las personas que han enviado a Michael todos sus buenos deseos . Estamos seguros que eso lo ha ayudado.

"Para el futuro pedimos comprensión, pues su rehabilitación se llevará a cabo fuera de la mirada pública". 

Schumacher había estado en un coma inducido en Grenoble, Francia, desde que resultó gravemente herido en un accidente de esquí el 29 de diciembre en el resorte francés de Meribel donde se encontraba con su familia. El deportista de 45 años de edad golpeó su cabeza contra una roca mientras esquiaba fuera de pista. 

Ya había atravesado dos operaciones desde el día del accidente para remover coágulos sanguíneos que podían ser potencialmente mortales anteved ser puesto en coma. 

La familia anunció a finales de enero que los medicamentos utilizados para mantenerlo en su profundo sueño empezarían a ser reducidos con el fin de traerlo de vuelta a un estado de conciencia. 

Los anuncios han sido pocos y distantes entre sí desde el accidente, pero estamos seguros que estas últimas noticias traerán alegría a los millones de fanáticos de todo el mundo y a la comunidad de la Fórmula Uno en general.