¿Se han preguntado alguna vez cómo se vería un tatuaje animado? o ¿qué tal si la tinta sobre su piel de repente adquiriera movimiento? Ya pueden dejar de imaginarlo. 

Oskar & Gaspar, un par de portugueses genios de la animación ha logrado darle movimiento a los tatuajes a través de  una técnica denominada ‘Ink Mapping’. ¿De qué se trata?  El ‘mapping’, consiste en proyectar imágenes y luces sobre superficies irregulares para crear increíbles efectos ópticos en 3D; de hecho Oskar & Gaspar fueron los primeros en probar esta técnica sobre rostros:


Ahora con la intención de seguir explorando sobre el cuerpo humano han decidido tomar personas tatuadas como su lienzo y transformarlos en dinámicas obras de arte. El resultado es simplemente impresionante. Conozcan su trabajo en el video que está arriba.